Dos principio que te cambiarán la vida: ¡¡Aplícalos!!

Estás realmente decidida a dar un giro en tu vida y avanzar hacía una carrera de éxito? Si la respuesta es sí entonces lo que viene a continuación te ayudará a vivir cualquier situación en la que te encuentres desde una nueva perspectiva y verás como dar pasos hacía adelante se te hará cada vez más fácil. Si la respuesta es no, quizás quieras volver a leer este post cuando estés lista para contestar “Sí”!

Hoy quiero compartir 2 principios que han hecho que la forma en la que percibo y me enfrento a las situaciones en el ámbito laboral o personal, haya cambiado radicalmente mi vida. Este cambio no sólo ha significado un giro de 180 grados en mi actitud hacía el trabajo, mi pareja, mis amigos, la gestión de mi tiempo entre otras cosas, sino que me ha dado una libertad mental que no había experimentado antes y cuya falta en muchas ocasiones me generaba estrés e inquietud. Preparados? Aquí van:

Lo que nos pasa depende 100% de nosotros.

1. Imagina que un desconocido se te acerca por la calle y te pregunta qué porcentaje del éxito en la relación con tu mejor amigo atribuyes a ti. Pues la respuesta obvia sería 50%: 50% depende de mí, 50% de mi amigo.. Y aquí está la magia de este concepto… ¿ Y si la respuesta fuera 100%, 0%?? Piensa qué revolucionario sería este pensamiento: Si empezamos a pensar que el resultado de nuestras acciones, depende en su totalidad de nosotros, de nuestras decisiones, actitud, pensamientos, aportaciones entonces nos empezará a dar IGUAL LO QUE PASE AL OTRO LADO, da igual lo que piense, haga o diga o actúe la gente alrededor nuestro porque nosotros tenemos el 100% de capacidad de cambiar las cosas. Con esto no quiero decir que si queremos un ascenso nos lo auto-concedamos, siempre dependerá de un superior que tome la decisión. Pero sí, esta forma de ver las cosas, nos evitará perder tiempo quejándonos y frustrándonos por una promoción que no llega y nos concentraremos en nosotras mismas, en descubrir cómo mejorar, crecer o en buscar alternativas para conseguirlo sin escondernos detrás de excusas externas a nosotros.

mujer pensativa

Y ahora que te enfrentas a la libertad que da esta actitud mental, vamos a ver cómo pasar a la acción para conseguir un cambio en lo que pasa a nuestro alrededor; cambio en lo personal, físico, de relaciones intrapersonales o en tu carrera profesional:

Cambia tú primero y sé tú ejemplo de lo que quieres que pase alrededor tuyo.

2.El cambio siempre empieza por nosotros!! No podemos pensar que las situaciones alrededor nuestro cambien si nosotros no evolucionamos primero.

Esto implica que dejemos de concentrarnos en factores externos para justificar que no conseguimos alcanzar ciertos objetivos, puestos, personas o situaciones y por lo contrario dediquemos el tiempo para crecer, cambiar, desarrollarnos para conseguir éstas metas tan esperadas. Si primero no cambia algo en nuestra actitud, en la forma de enfrentarnos a la situaciones , de atacar los problemas, de construir relaciones es muy muy difícil que las cosas cambien de por sí solas.

Seguramente te venga a la cabeza la teoria del espejo por la que siempre se dice que los hijos actuan y se portan como espejo de los padres, pero qué pasaría si empezáramos a ver este concepto desde el punto de vista de lo que hay reflejado en dicho espejo? Cómo consigo que lo que hay en el espejo cambie? YO tengo que cambiar primero!! Supongamos por ejemplo que mi objetivo fuese mejorar la situación de continua tensión en el trabajo con un compañero conflictivo que hace que mi día a día sea sumamente estresante. La mejor forma de conseguirlo es empezando por cambiar mi actitud primero, mi forma de interactuar hacía ésa persona y mi opinión hacía ésa persona sin esperar que la situación cambie por el mero hecho de que pase el tiempo pues sola no va a cambiar. De esta forma no sólo volvemos a poner el foco en nosotros mismos en lugar de factores “incontrolables” que no dependen de nosotros sino que también las situaciones de estrés que derivan de sentir que no podemos cambiar las cosas se nos harán mucho más llevaderas.

 


¡¡¡No pierdas el tiempo esperando que las cosas cambien,
empieza contigo y el resto cambiará solo!!!

 

¡Menos hablar! Hoy pasamos a la acción

 

¡Menos hablar! Hoy pasamos a la acción! Así es. Hoy queremos dar un paso adelante en nuestra carrera. SEA lo QUE SEA el paso y pequeño o grande que sea. ¡¡Lo importante es no pararse!! Como dice el gran Robin Sharma en “The leader who had no title” (“El líder que no tenía cargo“), KMF es uno de los acrónimos que tenemos que tener en la cabeza: Keep Moving Forward. No hay nada a la vez tan simple pero tan efectivo. Piensa qué poder pueden tener estas tres palabras si solo nos acordásemos de ellas las veces que postponemos nuestras intenciones: “mañana hablaré con mi jefe, hoy se me ha hecho tarde..” o “estoy cansada, prometido: el lunes me pongo con ello..!”.. Nada sería lo mismo!! Porque ésas intuiciones ya serían compromisos con nosotros mismos y se transformarían en acción. Como bien nos enseñaban en clase de física, recuérda:

Un cuerpo en movimiento tiende a seguir en movimiento.

mujer en moto
..Y esto es exactamente lo que queremos!!

Quieres buscar un nuevo trabajo, o dedicarte a montar un negocio?. Quieres pedir un ascenso o una subida de sueldo y no te atreves? Crees que te mereces tener nuevas responsabilidades o siempre miras de reojo aquellas personas del departamento de a lado donde te gustaría trabajar pero nunca haces tiempo para ir a buscar esta oportunidad de cambio?

Da igual lo que sea, pero si realmente queremos marcar un antes y un después en el camino hacía una carrera de éxito ¡hoy es el día para dar el paso! Ni mañana, ni pasado. Hoy. Punto. No hay excusas. Y no significa estar aplicando como locos en cualquier trabajo, montar un negocio de la noche a la mañana o pedir que de pronto nos asignen un equipo de veinte personas, sino simplemente pasar a la acción en la dirección marcada por nuestro objetivo profesional.

.. y este paso será lo que mañana nos dará el empuje necesario para dar otro paso más y así cada día hasta que empecemos a ver el resultado de nuestras acciones. pero es fundamental que cumplamos con ello porque no hay peor frustación que tener el remordimiento de no haberlo hecho, dependiéndo ésto sólo de nosotros mismos.

Así que revisa hoy tu curriculum, habla hoy con tu jefe, decide hoy el nombre de tu negocio o llama hoy ésa empresa que como partner puede cambiar el futuro de tu empresa y disfruta con la emoción de las acciones que se generarán alrededor tuyo!

Son las 11 de la noche y con los ojos cerrándose he escrito este post. Este es mi paso.

 

¿Te atreves a contarnos el tuyo? ¡¡¡Nos queremos inspirar!!!

acción mujeres en business