Multitarea: Cuándo evitarla y cuándo aprovecharla

Escucha aquí el episodio completo en formato audio:

Estudios confirman que la multitarea reduce el rendimiento en media un 30%.
No todos los casos de multitarea sin embargo responden a estos números y hay ocasiones en las que la multitarea es efectiva y beneficiosa.

En esta ocasión voy a compartir contigo 3 consejos para evitar la multitarea (porque la realidad es que en la gran mayoría de los casos la multitarea NO es buena) y en qué ocasione sin embargo puedes aprovecharte de ella.

1. No empieces ninguna tarea antes de haberte asegurado tener terminado lo que estás haciendo
Vuélvete obsesivo con terminar en lugar de empezar. Pese al mal habito de empezar constantemente nuevas cosas (por el afán de sentirnos especialmente ocupados), resiste la tentación y oblígate a finalizar una tarea antes de empezar otra.

2. Diferencia entre tareas pequeñas y tareas grandes
Un error muy grande que puedes cometer es considerar todas tus tareas como iguales y por lo tanto dar a todas la misma importancia en tu escala de prioridades. La realidad es que hay tareas pequeñas para las que hay que prevenir que se conviertan en grandes sin serlo, sólo por el hecho que las hacemos caber en cualquier momento del día.
[Tweet “Agrupa y ejecuta las tareas pequeñas en un único bloque de tiempo para ganar en efectividad]

3. Elimina TODAS las distracciones que te puedan desviar. Pero piensas en realmente TODAS
Las distracciones son la mayor fuente que ofrece a nuestra mente el estímulo para postergar lo que estamos haciendo para dedicarnos a otra cosa. Aprende a conocer todas las cosas que te distraen porque muchas de ellas puede que vengan de tu misma mente y una vez reconocidas elimínalas.

¿Quieres ver todo el contenido en más detalle a través de un breve vídeo? Abajo lo tienes 😉

 

Sucríbete aquí al canal de Youtube para estar al tanto del nuevo contenido o aquí en iVoox para seguirme en formato audio.

¡Gracias por escuchar!