Multitarea: Cuándo evitarla y cuándo aprovecharla

Escucha aquí el episodio completo en formato audio:

Estudios confirman que la multitarea reduce el rendimiento en media un 30%.
No todos los casos de multitarea sin embargo responden a estos números y hay ocasiones en las que la multitarea es efectiva y beneficiosa.

En esta ocasión voy a compartir contigo 3 consejos para evitar la multitarea (porque la realidad es que en la gran mayoría de los casos la multitarea NO es buena) y en qué ocasione sin embargo puedes aprovecharte de ella.

1. No empieces ninguna tarea antes de haberte asegurado tener terminado lo que estás haciendo
Vuélvete obsesivo con terminar en lugar de empezar. Pese al mal habito de empezar constantemente nuevas cosas (por el afán de sentirnos especialmente ocupados), resiste la tentación y oblígate a finalizar una tarea antes de empezar otra.

2. Diferencia entre tareas pequeñas y tareas grandes
Un error muy grande que puedes cometer es considerar todas tus tareas como iguales y por lo tanto dar a todas la misma importancia en tu escala de prioridades. La realidad es que hay tareas pequeñas para las que hay que prevenir que se conviertan en grandes sin serlo, sólo por el hecho que las hacemos caber en cualquier momento del día.
[Tweet “Agrupa y ejecuta las tareas pequeñas en un único bloque de tiempo para ganar en efectividad]

3. Elimina TODAS las distracciones que te puedan desviar. Pero piensas en realmente TODAS
Las distracciones son la mayor fuente que ofrece a nuestra mente el estímulo para postergar lo que estamos haciendo para dedicarnos a otra cosa. Aprende a conocer todas las cosas que te distraen porque muchas de ellas puede que vengan de tu misma mente y una vez reconocidas elimínalas.

¿Quieres ver todo el contenido en más detalle a través de un breve vídeo? Abajo lo tienes 😉

 

Sucríbete aquí al canal de Youtube para estar al tanto del nuevo contenido o aquí en iVoox para seguirme en formato audio.

¡Gracias por escuchar!

Qué hacer y cómo gestionarte mejor si no das abasto

Escucha aquí el episodio completo en formato audio:

¿Sabes gestionar los picos de trabajo de forma efectiva? Sientes que estos “picos” nunca terminan, no das abasto y esto te produce mucha ansiedad?

Hoy te hablo de cómo enfrentarte a estos momentos y qué acciones puedes tomar para aliviarlos. Al leer estos pasos te animo a que los interpretes realmente de forma crítica para escoger cómo aplicarlos a tu caso, puesto que muchas veces las cosas que son de más sentido común se tienden a pasar por alto aunque nos afectan de forma muy sutil y por ello son muy peligrosas.

Aquí te cuento 6 consejos accionables para los momentos en los que te sientes desbordada.

1. Eliminar
Está claro que a todo no puedes llegar. Sin embargo muchas veces caemos en la trampa e intentamos llegar a todo hasta que nos damos cuenta que las 24hs del día no bastan. Lo primero que debes hacer en este caso es eliminar algo de tu calendario/agenda porque lo primero que necesitas es aliviar la ansiedad que te supone sentir que no das abasto. Sólo entonces podrás retomar perspectivas sobre la situación y entonces tomar decisiones más estructuradas sobre cómo como delegar o automatizar parte del trabajo.

2. Empieza el día teniendo tus tareas muy planificadas
Cuando empiece tu jornada de trabajo, deberías tener muy claro cuáles son tus prioridades, tus tareas de foco y en qué momento del día te vas a dedicar a cada una de ellas. Esto evitará que los tiempos se dilaten y además que te veas obligada a decidir “sobre la marcha” qué hacer, teniendo el día dirigido por las urgencias en lugar de tenerlo tú bajo control.

3. Di “NO” más a menudo
Aprender a decir NO es tal vez más importante que saber decir sí a oportunidades. Es fácil decir que sí cuando alguien nos propone hacer algo nuevo, participar en experiencias diferentes o simplemente aceptar 5′ de descanso tomando un café con un colaborador. Sin embargo, ¿Cuántas de estas cosas se traducen en tiempo perdido o que te reporta pocos o ningún beneficio real por la inversión de tiempo o energía que le dedicas? La mayoría de ellas.
Entrena la habilidad de decir que no y te aseguro que te aliviará mucho y con la práctica podría llegar a ser incluso adictivo..

Para más detalles sobre cómo decir no puedes leer este artículo.

4. Haz buenas transiciones entre una tarea y otra
Permítete descansar entre una tarea y otra y “desconectar” para prepararte para la siguiente tarea con la energía y la intención necesaria para llevarla a cabo con el estado adecuado. La preparación mental es clave para actuar con foco cuando empiezas una nueva tarea o un nuevo proyecto.

5. Asegúrate poner a calendario tiempos para “cerrar lazos”
Asegúrate que al terminar la semana no dejas “hilos abiertos”, es decir todas aquellas tareas que empiezas pero luego dejas a medias y nunca acabas de terminar. Ese tipo de tareas acaban siendo una carga mental ya que tu “lista de tareas” se van ampliando, lo que te genera estrés y la sensación de no conseguir nada.
Oblígate a cerrar todas esas tareas antes de empezar otra nueva. De esta forma verás el producto de tus acciones y no sentirás que actúas en “bucle”.

6. Descifra las sensaciones que estás probando
Cuando sientes que no das abasto y se te escapa el control, dedica unos momentos para “observarte”, “escucharte” y sentir qué sensaciones estás experimentando. En el momento en el que tomas conciencia de ellas podrás decidir cómo quieres interpretarlas y de esta forma dar instrucciones a tu mente para que las vivas sin la ansiedad que te provocan a día de hoy.

[Tweet “El primer paso para cambiar es tomar conciencia”]

Puedes ver el vídeo a continuación para tener todos los detalles sobre este contenido..

 

Sucríbete aquí al canal de Youtube para estar al tanto del nuevo contenido o aquí en iVoox para seguirme en formato audio.

 

¡Gracias por escuchar!

5 consejos para ser más constante en la vida

Escucha aquí el episodio completo en formato audio:

¿Eres constante a la hora de implantar una nueva rutina o habito en tu vida? ¿Eres capaz de mantener la consistencia en la producción de contenidos de valor cuando un determinado proyecto te lo pide?

Hoy te cuento 5 consejos para conseguir esta constancia necesaria para llevar a cabo cualquier tarea que te requiera invertir en consistencia a cambio de ver los resultados esperados (o mayores!) en un medio y largo plazo.

1. Ten claro el porqué
Saber muy bien por qué te enfrentas a este “reto” que te pedirá ser muy constante y además saber por qué es necesaria esta disciplina te ayudará a mantener el foco en ello y en pasar a la ejecución. Si no tienes claro qué te mueve para hacerlo, bien sea instalar el hábito de ir al gimnasio un día a la semana, bien sea publicar contenido en el blog de tu negocio, bien sea un proyecto personal, no tendrás el incentivo necesario que te mueve a la acción.

2. Cree en lo que estás haciendo
¿Crees lo bastante en este hábito/rutina/proyecto al que te estás enfrentando? Tú eres la única persona responsable de mantener el compromiso para la ejecución y por lo tanto deberás creer firmemente en lo que estás haciendo para perseguir resultados en el largo plazo en lugar de dejarlo a medias cuando empieces a recoger los frutos de tu trabajo en el corto plazo.

3. Ejecuta con disciplina
Comprométete realmente contigo misma a llevar a cabo las acciones que has declarado:
[Tweet “Sin acción no hay resultados y por lo tanto pon a trabajar tu fuerza de voluntad y ponte en marcha, “Sin prisa pero sin pausa””].

Puedes leer aquí 11 pasos para adquirir disciplina y voluntad.

4. Celebra tus logros
Este hábito de alto rendimiento hará que muevas tu atención desde la zona de incertidumbre (= todo lo que aún te queda por hacer a futura) a la zona de logros en la que podrás reconocer y reconocerte los grandes avances que has hecho.
Si por ejemplo quieres instalar un hábito para mejorar tu forma física, si en lugar de poner el foco en el esfuerzo que te supone ir al gimnasio cada semana lo pones en las veces que ya has conseguido ir cuando hace semanas no hacías deporte, te sentirás en un estado físico y emocional que te estimulará a seguir haciéndolo.
Así que permítete celebrar tus avances y lo que estás consiguiendo en el camino:
[Tweet “Más que los resultados, es importante lo que estás creciendo como persona al ser constante en tus acciones]

5. Busca una persona o grupo con el que compartir estas tareas que quieres llevar a cabo de forma constante
Si te rodeas de personas que te apoyan y te preguntan acerca de estas acciones o nuevas rutinas que quieres implementar, te será mucho más fácil conseguirlo.
Todos los grandes líderes saben la importancia de caminar acompañados: Trabajar y ejecutar de forma constante es algo solitario y si encuentras a alguien con quién compartirlo y con el que comprometerte a “hacer entrega” de lo que te propones, te hará sentir la presión necesaria para hacerlo.

Puedes ver el vídeo a continuación para escuchar más detalle sobre este contenido..

 

Sucríbete aquí al canal de Youtube para estar al tanto del nuevo contenido o aquí en iVoox para seguirme en formato audio.

MÁS RECURSOS MENCIONADOS

[Taller gratuito online] “Cómo multiplicar los ingresos de tu negocio online” impartido por Oscar Feito, experto en emprendimiento online, podcasting y marketing digital: Inscribirse aquí.

Post sobre disciplina: 11 pasos para adquirir disciplina y voluntad

¡Gracias por escuchar!

Cómo tener más confianza en uno mismo: 6 pasos

Escucha aquí el episodio completo en formato audio:

Detrás de la confianza hay ciencia, estudios y mucha investigación… Pero, ¿Qué podemos hacer, de forma sencilla para aumentar la confianza en nuestro día a día?

Como casi todo en esta vida, puedes “entrenar” para aumentar tu nivel de confianza cuando te enfrentas a situaciones de inseguridad, a la hora de tomar ciertas decisiones o cuando sientes que la confianza se ve sustituida por pensamientos limitantes que no te permites ser firme en tus pasos.

En el episodio de hoy comparto 6 sencillos pasos para tener más confianza.

1. Decide que vas a tener más confianza
Deberás convencerte a ti misma que tienes el poder de ganar este “juego de la confianza” y que harás de todo para conseguirlo. Por esto el momento en el que decides que vas a sentirte más confiada ya estás dando el primer paso para que ésta sea tu realidad.

2. Adquiere más competencias
Nuestro nivel de confianza está directamente relacionado con nuestro nivel de competencias en ese área de mejora. Cuanto más conocimientos , competencias y herramientas tengas a tu alcance para sentir que eres “competente” en ese campo, mayor será tu nivel de confianza.
Pregúntate: ¿Qué pasos puedo dar para adquirir más competencias y aumentar mis conocimientos técnicos y personales en ese campo en el que a día de hoy siento no tener la confianza que me gustaría? Haz que la respuesta a esta pregunta defina el primer paso que vas a dar sin falta esta semana, sin excusas.

3. Sé paciente y ten disciplina
Cuanto más consistente seas a la vez que comprometida a experimetnarte en estas facetas en las que sientes que te falta confianza, mayor seguridad en ti misma sentirás y ésta la transmitirás cada vez más hacía las personas a tu alrededor.

4. Escucha tu intuición
Hay momentos en los que la falta de confianza tiene su origen en que te estás enfrentando a una decisión o acción que no es congruente con tus valores como persona o los valores de tu negocio. Es bueno detectar estos casos porque es muy difícil por no decir imposible aumentar tu confianza en algo que no es coherente contigo por lo que no crees en esa cosa. En estos casos es mejor que te alejes de estas situaciones en lugar de seguir empujando para aprender a enfrentarte a ellas con confianza pues al no ser algo que está alineado contigo, necesitarás hacer un esfuerzo enorme para hacer crecer tu nivel de confianza y antes o después te darás cuenta que no merece la pena.

5. Recuerda los momentos del pasado en los que has sentido que tenías mucha confianza
¿Cómo te sentías en estos momentos? ¿En qué ambiente estabas? Había algún detalle concreto, algo en el entorno o alguna persona que te estaba ayudando a actuar con confianza? Si reconoces esas sensaciones, lo que estabas experimentando, qué estabas viendo en ese momento, entonces intenta replicar estas condiciones físicas, mentales y emocionales en los momentos de inseguridad que experimentas a día de hoy.

6. Rodéate de personas que te ayudan a subir tu nivel de confianza
[Tweet “Escoge de forma intencionada estar con personas que te apoyan en el día a día, que te hacen crecer y valoran tu trabajo, tus esfuerzos y tu impulso a mejorarte”]

Además aprende a aceptar los comentarios positivos de las personas para que sean el impulso a confiar más en ti, a darte la seguridad que aún sientes que debes construir pero que te confirman que sí estás dando los pasos correctos.

Puedes ver el vídeo a continuación para escuchar más detalle sobre este contenido..

 

Sucríbete aquí al canal de Youtube para estar al tanto del nuevo contenido o aquí en iVoox para seguirme en formato audio.

MÁS RECURSOS MENCIONADOS

Post sobre coherencia: Cómo ser coherente con uno mismo al plantear objetivos

¡Gracias por escuchar!